Economía y Política
mar 12 de marzo de 2019

En un rincón Huawei; en el otro Washington

China y Estados Unidos enredados en una guerra política sobre Huawei.
En un rincón Huawei; en el otro Washington

China y Estados Unidos, las dos naciones más poderosas de la tierra, están enfrentadas en todos los sectores, desde comercio hasta tecnología. La demostración más cabal de esta afirmación es el caso Huawei.

Los dos pa√≠ses est√°n enredados en una guerra pol√≠tica sobre Huawei, la gran compa√Ī√≠a china de telecomunicaciones. El gobierno estadounidense arrecia sus viejas cr√≠ticas diciendo que el gigante tecnol√≥gico le ha robado secretos comerciales, que ha cometido fraude y que tiene lazos con el gobierno de China y sus fuerzas armadas.

La compa√Ī√≠a niega las acusaciones y defiende su historial en privacidad y seguridad. Mientras tanto, pa√≠ses aliados de Estados Unidos como Gran Breta√Īa, Nueva Zelanda, Australia, Canad√°, Alemania y Jap√≥n, ya impusieron restricciones a los equipos Huawei o est√°n pensando en hacerlo citando preocupaciones sobre seguridad nacional.

 

La telco china, subió la apuesta la semana pasada cuando demandó al gobierno de Estados Unidos por prohibir a sus agencias gubernamentales comprar equipos Huawei y también acusó al Congreso de actuar como juez, jurado y ejecutor del embargo.

 

Con la ley National Defense Authorization Act de 2019, el Congreso prohibi√≥ a los organismos del estado contratar a Huawei o a empresas que usen equipos Huawei. El gobierno justific√≥ esa decisi√≥n alegando que la empresa es aliada del gobierno chino y que sus equipos pod√≠an ser usados para espiar a los estadounidenses. Huawei neg√≥ esto categ√≥ricamente diciendo que es una empresa privada sin ning√ļn inter√©s en el espionaje. "La prohibici√≥n no solo es ilegal sino que impide que Huawei compita con con otras empresas y da√Īa, en √ļltima instancia, a los consumidores de Estados Unidos", dijo el vicepresidente Guo Ping.

 

Mientras tanto, Estados Unidos sigue intentando persuadir a otros pa√≠ses de que prohiban el uso de las redes 5G de Huawei, una empresa que seg√ļn Trump tiene √≠ntima relaci√≥n con el gobierno chino que podr√≠a utilizar la tecnolog√≠a para facilitar el espionaje.


El riesgo de utilizar equipos chinos de telecomunicaciones, dice Washington, es demasiado alto. Hasta ahora no le ha ido demasiado bien con esa campa√Īa de amedrentamiento.¬†Por eso ha decidido avanzar avanza un paso m√°s y amenaza con cortar el intercambio de informaci√≥n de inteligencia con los pa√≠ses que usen equipos Huawei.

 

¬ŅQui√©n ganar√°? Todav√≠a no se sabe, pero cualquiera sea la validez de los argumentos norteamericanos lo cierto es que muchos pa√≠ses necesitan seguir con los equipos chinos. Instalar equipos nuevos es muy caro. Huawei tiene muy buenos equipos, baratos y que pueden utillizar las redes existentes si necesidad de grandes cambios.

Washington también tiene cartas buenas. Pero los datos de inteligencia son un camino de doble vía. También Estados Unidos necesita información crítica proveniente de terceros países.

La Unión Europea se encuentra debatiendo el caso Huawei.

Comentarios